La destrucción final de la Divinósfera.


En cuanto las divinidades obtuvieron su libertad volvieron a su contienda fraticida. Estaban realmente enojados de que había sido Òrúnmìlà el que los salvó de las manos de Abuku ( desgracia).

Las noticias de sus atrocidades continuaron llegando al Cielo. Olódùmarè había sido informado de que Òrúnmìlà era la única divinidad que estaba respetando las leyes del Cielo en la tierra. Olódùmarè le dijo a la palma que fuera a la tierra a proveer la plataforma de regreso de Òrúnmìlà y sus seguidores al Cielo. Una noche, el Ángel de la Guarda de Òrúnmìlà le dijo que trepara por la palma que repentinamente nació en frente de su casa, le dieron tres días para que preparara todo. El trepó hasta la cúspide de la palma y le dijo a sus seguidores que hicieran lo mismo, una vez ahí fueron llevados al Cielo y cuando todos ellos estaban ya seguros, Olódùmarè desató una tormenta que inundó y consumió todo el mundo. Este fue el fin de la Divinósfera y el primer intento de habitar el mundo.

Àború, Àboyè, Àbosíse.

 

Volver

Ilé Abomalé Ifá - Òrìsá. | e - post: osawo@ileabomale.com
Copyright © 2009