¿Cómo es posible que las fuerzas benévolas y malignas cohabiten en el universo?


El punto es, que no existe una relación pacífica entre estas dos fuerzas. Siempre existe el conflicto, las fuerzas del mal, están siempre luchando contra los humanos. Por eso es que en nuestra parte del cosmos, siempre existe el conflicto. Los conflictos siempre están a la orden del día, no así la paz.

Cualquier cosa que se haga involucra una clase de conflicto. Cuando se desayuna, come o cena, no únicamente se crea un conflicto sino que además posiblemente tuvo que ver con la muerte de algunas cosas en el universo. Cuando uno sale de su auto, pudo haber matado algunos insectos, plantas y otros microorganismos.

 

Àború, Àboyè, Àbosíse.

Volver

Ilé Abomalé Ifá - Òrìsá. | e - post: osawo@ileabomale.com
Copyright © 2009