Los saludos en las tradiciones yoruba del culto a los Orìsàs.


Como todo tipo de sociedad los religiosos tenemos nuestros saludos, los cuales son parte de un ritual de identificación entre los iniciados de la religión yorùbá. Podemos decir que esta práctica ha sobrevivido por generaciones hasta el día de hoy. Sin embargo, probablemente muchos de los iniciados no conocen su significado, ni el origen de estas simples e importantes ceremonias que realizamos todos los días de manera casi automática.

El saludo es una forma de reconocimiento de un ser humano a otro y determina por su forma o carácter de expresión la categoría del mismo. Puede indicar afecto, deferencia o incluso pleitesía hacia un grupo de personas, dignatarios, gobernantes, personalidades de mayor o menor rango. En nuestro caso, el saludo es un reconocimiento hacia la deidad en cuestión que se agasaja.

El origen de esto lo encontramos en una de las historias de Ifá en el odù Òtúrá Méjì en el cual Olódùmarè al repartir los distintos poderes creó los saludos donde los Orìsàs masculinos se tendían con los brazos extendidos a lo largo del cuerpo, las palmas tocando el piso y la frente apoyada besando a Ilere, la tierra, esta forma de saludo representa el acto de copular o fecundar la tierra.

Los Orìsàs femeninos, por el contrario, debido a su naturaleza se consideraban de otra manera, pues la menstruación podría contaminar a Ilere, la tierra, de modo que se tienden sobre un costado primero y sobre el otro después. Primero, sobre el brazo y codo derecho, y sobre el brazo y codo izquierdo posteriormente

Si sobrentendemos que un iniciado en Sodo Orìsà, ha recibido la irradiación de su Orìsà, deberá realizar los saludos en la forma que corresponde a su filiación tutelar. Los aleyos, o aberikura (aquellos que no han sido iniciados), pero son creyentes, solo tocan la tierra con la punta de los dedos besándolos después. Quienes saludan de esta manera al hacerlo piden bendiciones. La respuesta a la palabra Òsà es la misma palabra y significa el pedido que el Òrisà que recibe el saludo sea testigo de lo que la persona que saluda le anuncia o desea en esta forma.

Tenemos los saludos de Ifá a Òrúnmìlà en los cuales los iniciados en Ekofá o Owo Ifá Kàn, congratulan a los Babaláwos, inclinados hacia delante hasta tocar el suelo con la mano derecha diciendo:

Awo Ìború - Awo Ìboyè - Awo Ìbosíse.


Si el Babaláwo en cuestión es su padrino, saludará con las dos manos en el piso mencionando las tres frases anteriores y agregando:

Olúwo Ìború – Olúwo Ìboyè – Olúwo Ìbosíse.


Si es su Ojùgbònà (segundo padrino) lo hará en forma parecida pero con una sola mano, diciendo:

Ojùgbònà Ìború , Ojùgbònà Ìboyè , Ojùgbònà Ìbosíse.


Muchos de los que se han iniciado dentro del tradicionalismo, dicen que la forma correcta de saludar a Òrúnmìlà o entre religiosos es: Àború, Àboyè, Àbosíse. (Puede el sacrificio ser aceptado y bendecido por los Dioses). Y esto no deja de ser cierto, solo que no es única. En Cuba se saluda de la forma siguiente: Ìború, Ìboyá, Ibosíse. (quiere decir: dar, recibir, agradecer).

Existen diferentes tipos de formas rituales de dar saludos a los fundamentos (Igbá) de los Orìsàs, que se refieren cuando la persona se postra en el piso ante el altar o Igbá de un Orìsà. Se le refiere comúnmente como tirarse o saludar al Orìsà.

Existen palabras para referirse a estos gestos de saludo, estas son Dòbálè, Kúnlè, Yíìka y Foríbalè.

Dòbálè viene de la palabra yorùbá Dòbálè que se traduce como postración, el Dòbálè es realizado por adultos y niños, postrandose en el piso, de cuerpo entero boca abajo. Este es el tipo de postración que hacen los "hijos" de los Orìsàs (Olorìsàs) masculinos, como los Olo Obàtálà, Oni Sàngó, etc.

Kúnlè viene de la palabra yorùbá Kúnlè, que significa "arrodillarse". Kúnlè en la tierra yorùbá es la accion que realizan las mujeres y niñas que consiste en arrodillarse y cruzando los brazos en frente del pecho en accion de suplica. Este se puede hacer hasta con una rodilla en el piso. En la tradición de Orìsà, los hijos de Òsóòsì (Olo Òsóòsì hacen su saludo peculiar en el piso poniendo solo una rodilla en el piso. En el culto a Ifá se practica mucho en arrodillarse frente a Òrúnmìlà.

Yinka viene la palabra yorùbá, Yíìka. Esta se realiza como se ve en viejos grabados de la tierra yorùbá. En la tradición de Orìsà, todos los hijos de Orìsàs femeninos, como los Olo Oya, Oni Yemayá, Olo Òsún, etc., en este tipo de postración el iniciado se postra con la cadera de lado al piso, y ponen el codo (del lado que estan tocando el piso) en el piso y la otra mano en la cintura. El iniciado luego rota (yorùbá– "yi") hacia el otro lado y repite la accion del otro lado. Yíìka la tierra yorùbá parece haber sido una forma formal de saludo realizado en los palacios de ciertos Oba (regidores o reyes tradicionales).

Moforibale o Foribale, viene del yorùbá, Foríbalè que significa poner la cabeza o postrar la cabeza al suelo. La exprecion normal es Mo foríbalè, Mo = Yo doy Foríbalè.

• De acuerdo con la tradición yorùbá, los hombres deben hacer "Doju bole" (con la cabeza a la tierra) y las mujeres deben hacer Kúnlè (arrodillarse).

 

Àború, Àboyè, Àbosíse


Volver

Ilé Abomalé Ifá - Òrìsá. | e - post: osawo@ileabomale.com
Copyright © 2009