OBÀTÁLÁ


Cuando Olódùmarè creó a las divinidades. Fue Obàtálá el designado para actuar como su representante en la tierra dotandolo con autoridad por encima de las otras divinidades, él ostenta el cargo de presidente del Concilio Divino. Que según un mito se efectúa en el Ojó Àbáméta (Sabado) día de las tres resoluciones. La tradición sitúa la casa de Obàtálá en Igbo, dicen que su madre nació en Ifon donde es conocida como Olofun.

Los yorubás piensan en él como una persona anciana de aspecto muy venerable en quien la grandeza se combina con el esplendor, generoso, pero sagrado y autoritario. Es la única deidad a la cual Èsú no pudo filtrar. Además Obàtálá es notable por su pureza, él vive en un lugar blanqueado y viste una túnica blanca. De aquí que la gente diga de él:

¡Inmenso en túnicas blancas!
Él duerme en ropa blanca.
Él despierta en ropa blanca.
Él se levanta en ropa blanca.
¡Padre venerable! ¡Consorte de Yemòwó
Òrìsà me deleita cuando está en ceremonia,
en un lugar delicioso donde Òrìsà es colocado en el trono.

Obàtálá es el Rey de la luz blanca, usualmente traducido como el Rey de la ropa blanca. Obàtálá es considerado el guardián del buen carácter, tambien es conocido también como Òrìsà-Nlá, es considerado como padre y cabeza de todos los Òrìsàs.

Obàtálá significa Obà-ti-ó-nla (el Rey que es grande) u Obà-ti-àlà (el Rey que viste de blanco), muchos consideran a Obàtálá como el símbolo de Olódùmarè en la tierra. Se refieren a este Òrìsà como el hacedor, pues es el encargado por Olódùmarè en crear las partes físicas del ser humano, de ahí a que se le vea como el divino escultor.

Identificar los avatares de Obàtálá es complejo porque el concepto de Ifá de Obàtálá abarca un espectro amplio de fuerzas espirituales a las cuales nos referimos como Òrìsàs Funfun. La palabra Òrìsàs Funfun significa (la conciencia guiada por la blancura). Aquí la palabra blancura se usa como símbolo de elevación espiritual y pureza. La elevación espiritual es el proceso de proyectar la conciencia hacia el futuro trascendiendo las limitaciones del presente. Funfun es el opuesto del concepto de Ifá de Dúdú, que significa negrura. La palabra negrura no tiene una connotación negativa. En Ifá, la palabra Dúdú o negrura es una referencia a la sabiduría profunda.

Dentro del espectro de las fuerzas espirituales, agrupadas bajo la denominación general de Òrìsàs Funfun, hay cerca de cien nombres de alabanza para las variadas manifestaciones del manto blanco que son consideradas aspectos de Obàtálá. Estos diversos nombres de alabanza varían en significado a lo largo de las diferentes regiones.

La manera más simple de aproximarse a este complejo tema es comprender que a Obàtálá se le llama con frecuencia él. Sin embargo, el Awo (misterio) de Obàtálá claramente representa a Obàtálá como una fuerza espiritual andrógina. Puesto que Ifá está basado en la comprensión de la creación como polaridad entre poderes de expansión y poderes de contracción, la representación de Obàtálá como un andrógino sugiere que el poder del manto blanco abarca ambas formas de fuerza primigenia en el Universo. Esta idea es consistente con la ciencia de la física que nos enseña que las ondas luminosas forman tanto partículas como ondas. Una partícula es una unidad de luz que se mueve dentro de su propia fuente, mientras que una onda es una partícula de luz que se mueve lejos de su fuente. Estas dos formas de movimiento pueden ser descritas como expansión y contracción.

Cuando nos referimos a Obàtálá como la fuente andrógina de ambas formas de luz, el término Òrìsà-Nlá se usa más comúnmente. La palabra Òrìsà-Nlá se traduce como la fuente de la conciencia que es formada por el manto blanco. El aspecto masculino o expansivo de este Òrìsà se conoce con frecuencia como Obàtálá, que significa Rey del manto blanco, u Oba-Nlá que significa (Rey de la conciencia que es formada por el manto blanco). El aspecto femenino o contractivo de este Òrìsà es conocido usualmente como Yemòwó que significa (madre de mis manos), u Odùdúwà que significa (vientre que genera el carácter).

El término Yemòwó es generalmente usado en la escritura de Ifá para describir a la esposa de Obàtálá. En términos simbólicos, el nombre de alabanza madre de mis manos es una referencia a la habilidad que tienen las manos de ocuparse de las necesidades personales o profundas de una persona. La escritura de Ifá hace referencia frecuente a la necesidad que tienen las manos y los pies de trabajar juntos.


Algunos nombres de alabanzas a Obàtálá.

A - kè - bí – àlà: Radiante blanco.
Alábalese: Él, quién predice el futuro.
Alamorere: El dueño de la arcilla más buena.
Oluorogbo: Jefe de la medicina de la verdad.
Oluwo Igbo: Adivino principal del bosque.
Òòsáálá: El espíritu de mística visión.
Òòsà Ìgbowújìn: El espíritu que vive en el bosque lejano.
Òrìs à Alase: El espíritu con el poder de los sueños.
Òrísálá: Espíritu que crea la luz.
Òrìsà - og'enia: El espíritu que posee a los humanos.
Oba - i gbó: El Rey del bosque.
Obalofun: El Rey de puro discurso.
Obanla: El Rey de la pureza.
Obàtálá gbingbin iki: El espíritu grande grande del Rey de la tela blanca.
Oba - ti – álá: El Rey de la visión.
Òsèèrèmògbò: La fuente de las cosas buenas del bosque.
Pàkelemò: La calabaza de la sabiduría.

 

Oríkì Obàtálá
(Alabando el Rey de la tela blanca)

 

Ìbà Òrísálá osere igbo, iku ike oro.
Respeto al espíritu de la luz blanca, el mensajero que trae bondad al bosque y su poder supera a la muerte.

Ababa je’gbin, a s’omo nike agbara, a wuwo bi erin, Oba pata – pata ti nba won gb’ ode iranje.
Padre inmortal que come caracoles, el hijo del más antiguo, el que trajo el misterio de la visión mística, jefe de todas las cosas que existen en el mundo.

Asé.


Ilé Abomalé Ifá - Òrìsá. | e - post: osawo@ileabomale.com
Copyright © 2009